Instalación de reducción de efluentes de pintura de barcos

BROFIND® HA INSTALADO UN DEPURADOR PARA LOS EFLUENTES DEL ÁREA DE PINTURA DE UN CONSTRUCTOR NAVAL DE TALLA MUNDIAL. EN EL SECTOR NAVAL, EL CICLO DE PRODUCCIÓN INCLUYE UN AMPLIO TRATAMIENTO DE SUPERFICIE DE LOS MATERIALES FERROSOS, QUE SE SOMETEN A UN PRETRATAMIENTO Y UN TRATAMIENTO PARA QUE SEAN RESISTENTES A LAS CONDICIONES AMBIENTALES AGRESIVAS, COMO LAS DEL ENTORNO MARINO.

Filtrazione Inquinanti Verniciatura Navale

EL IMPACTO MEDIOAMBIENTAL DE LOS PROCESOS DE PINTURA DE BUQUES

La aplicación de pinturas sobre materiales ferrosos se realiza en grandes locales cerrados, utilizando productos con base de disolvente, que se liberan en el entorno de trabajo y se extraen mediante instalaciones de ventilación especiales, tanto en la fase de aplicación como en la posterior de secado o evaporación; las emisiones en la atmósfera contienen, por tanto, Compuestos Orgánicos Volátiles (C.O.V.) y polvo generado por la fracción de pintura (neblina de pulverización) que no se ha depositado en la pieza por pintar, y que puede ser emitido al entorno, provocando molestias olfativas y contaminación ambiental

LAS CARACTERÍSTICAS DE LAS EMISIONES

Las emisiones atmosféricas de los procesos de pintura de barcos tienen las siguientes características:

VARIABLE CARACTERÍSTICAS
Temperatura Ambiente
Presencia de compuestos
orgánicos volátiles (C.O.V.)
Hidrocarburos aromáticos y alcoholes
Caudales de aire emitido Muy alto, debido a la necesidad de ventilar locales muy grandes
Presencia de polvo orgánico Consecuencia de la neblina de pulverización producida durante el proceso de aplicación de la pintura
Humedad Ambiente
Ciclo de funcionamiento En varios turnos diarios, alternando las fases de aplicación y de evaporación
Variabilidad Alta, dependiendo de la simultaneidad de las fases de aplicación y evaporación en varios locales de pintura

OBJETIVOS DE DEPURACIÓN

El objetivo de la depuración es, principalmente, reducir al máximo la emisión de contaminantes nocivos para el medio ambiente (C.O.V.) a la atmósfera, respetando los límites reglamentarios de cada uno de los contaminantes presentes, reduciendo al máximo la formación de contaminantes secundarios y con unos costes de inversión y gestión aceptables para el proceso de producción.

LA SOLUCIÓN MEDIANTE EL PROCESO DE ROTOCONCENTRACIÓN Y OXIDACIÓN TÉRMICA REGENERATIVA

Para resolver el problema medioambiental, caracterizado por emisiones con características de caudal de aire muy elevadas y bajas concentraciones de contaminantes, pero sin embargo superiores a los límites reglamentarios, fue necesario combinar la aplicación de dos tecnologías.

La primera consiste en la rotoconcentración, que permite transferir el contaminante presente en un caudal de aire elevado a un segundo caudal de aire de tamaño mucho menor; esto permite depurar la emisión principal, generando una segunda emisión que tendrá mayores concentraciones de contaminantes. La transferencia del contaminante de la emisión inicial a la emisión concentrada tiene lugar utilizando un material adsorbente, que es capaz de retener el contaminante y liberarlo cuando se calienta.

La emisión concentrada se destinará a una fase posterior de tratamiento que, mediante una segunda tecnología, permitirá la depuración final de la emisión: en este último caso, la tecnología de oxidación térmica regenerativa ha demostrado ser especialmente eficaz.

La oxidación térmica regenerativa es un proceso que permite, en presencia de una alta temperatura y del oxígeno normalmente contenido en las emisiones, la transformación de los contaminantes orgánicos en subproductos de reducido impacto ambiental: agua y dióxido de carbono. Dado que la reacción de conversión requiere que la temperatura de emisión se eleve a 800-900 °C, hay una recuperación de energía muy eficaz que, gracias al uso de cuerpos de relleno cerámicos específicos, logra mantener lo más bajo posible los costes de funcionamiento relacionados con el uso de combustible auxiliar que alimenta un quemador específico.

LAS MEDIDAS IDENTIFICADAS PARA SU APLICACIÓN EN LA INDUSTRIA DE LA PINTURA NAVAL

La rotoconcentración es un proceso frecuentemente utilizado para el tratamiento de las emisiones atmosféricas que contienen C.O.V. liberadas en los procesos de pintura industrial, caracterizado por la necesidad de tratar altos caudales de aire y bajas cantidades de contaminantes; no es un tratamiento final, por lo que debe combinarse con otra tecnología: en este caso, se ha combinado con la oxidación térmica regenerativa, que completa la depuración de la emisión concentrada.

La aplicación en la industria naval ha tenido que prever la identificación y aplicación de medidas específicas que permitieran alcanzar los siguientes objetivos:

  • Obtención del máximo rendimiento de depuración mediante el dimensionamiento específico de los parámetros del proceso.
  • La optimización del consumo de energía, gracias a la combinación de varias tecnologías, tiene como objetivo permitir el tratamiento de altos caudales de aire con cantidades reducidas de contaminantes.
  • La capacidad de resistir cualquier ensuciamiento y obstrucción causados por la presencia en la emisión de polvo orgánico procedente de la neblina de  pulverización producida durante el proceso de pintura.
  • La duración de la instalación a lo largo del tiempo, mediante el uso de materiales y componentes resistentes en presencia de entornos marinos

LOS RESULTADOS OBTENIDOS

Los resultados obtenidos mediante la combinación de estas tecnologías permiten confirmar la validez de la solución que ha permitido obtener los siguientes resultados:

  • La desaparición de las molestias por olores y los efectos resultantes en el entorno
  • La obtención de valores de concentración de contaminantes en las emisiones a la atmósfera significativamente inferiores a los límites reglamentarios previstos
  • Reducir la formación de contaminantes secundarios
  • Contención de los costes de gestión
  • No hay ninguna interferencia con los procesos de producción antes de la instalación de depuración